Volver Enviar Imprimir
Miércoles 2 de diciembre de 2009
POETISA FUE CÓNSUL EN PORTUGAL

Bachelet inaugura en Lisboa monumento a Gabriela Mistral

  • En la inauguración del monumento, el alcalde lisboeta recordó que muchos poetas y artistas chilenos encontraron refugio en Portugal.

La Presidenta Michelle Bachelet inauguró hoy en Lisboa, con el alcalde de la ciudad, Antonio Costa, un monumento a la poetisa Gabriela Mistral, que vivió en Portugal antes de recibir el Nobel de literatura.

"Frente a la casa lisboeta donde residió Mistral hay una placa que reproduce sus palabras y que muestran lo bien que se sintió en en este país: 'En Portugal encontré la paz, teniendo felicidad, ¡nada menos que felicidad!'", dijo Bachelet al inaugurar el monumento con algunas palabras en portugués.

La poetisa fue cónsul de Chile en este país y vivió entre 1935 y 1937 en Lisboa, que desde hoy la recuerda con una escultura del artista chileno Vicente Gajardo en la Rua da Mesquita, en una zona céntrica de la ciudad.

La presidenta, en visita oficial a Portugal, destacó en su discurso que Mistral era una gran admiradora de la "riqueza de la literatura portuguesa" y recordó que fue en este país donde encontró "la paz necesaria" para ordenar su tercer poemario, 'Tala', una de las grandes obras de la literatura chilena e iberoamericana.

La escultura que rinde homenaje a Gabriela Mistral, hecha en granito gris chileno, evoca una flor compuesta por cuatro piezas geométricas, con un centro cilíndrico vertical de metro y medio que sostiene las otras tres piezas, como pétalos, de formas cónicas.

La poeta chilena declaró su admiración por el idioma portugués y la cultura lusa al recibir el Nobel de Literatura, en 1945, cuando dedicó el galardón a "los poetas de mi raza y de las muy nobles lenguas española y portuguesa".

En la inauguración del monumento, el alcalde lisboeta recordó que muchos poetas y artistas chilenos encontraron refugio en Portugal, durante la dictadura en el país latinoamericano, que coincidió con la conquista de la democracia lusa, y se ha mantenido una "estrecha relación" entre intelectuales de ambas naciones.

Entre ellos, citó al escritor chileno Antonio Skarmeta que -según Costa- ha manifestado recientemente su deseo de regresar a la capital lusa, ya no como "exiliado" sino como "viajero libre", para volver a escribir en "contacto con esta ciudad".

En una visita previa al acto a la Cámara Municipal de Lisboa, Bachelet recibió de las manos del alcalde las llaves de la ciudad así como una pequeña estatua en madera de Santo Antonio, patrono de la capital y de los casamientos.

Bachelet recibió los honores de las autoridades municipales lisboetas en la segunda y última jornada de su visita a Portugal, que inicio el martes tras asistir a la XIX Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno celebrada en el cercano balneario de Estoril.

La presidenta se entrevistó hoy con el primer ministro luso, el socialista José Sócrates, y el martes con el jefe de Estado, el conservador Aníbal Cavaco Silva, y asistió con ellos y otros líderes de la Unión Europea a la ceremonia de entrada en vigor del Tratado de Lisboa.

Antes de inaugurar el monumento a Gabriela Mistral, participó en un seminario de empresarios lusos y chilenos, a los que animó a estimular el comercio bilateral, y presidió la firma de dos acuerdos de cooperación entre Chile y Portugal, uno sobre energías renovables y otro de consulta política.

También tuvo un encuentro con la comunidad chilena en Portugal y visitó la Asamblea de la República portuguesa, donde se entrevistó con líderes parlamentarios de los partidos representados en la Cámara.

Volver Subir

Portada | Cronica |Economia | Nacional | Deportes | Espectaculos | Internacional | Tendencias | Sociedad | Opinion y Lectores | clasificados | suscripciones | club de lectores

© Todos los derechos reservados para Diario El Sur S.A.